La importancia de la presión de los neumáticos en tu moto

image21

La presión correcta de los neumáticos de nuestras motos es uno de los factores que hemos de tener en cuenta como un elemento más de seguridad, cuando salimos a rodar en las distintas rutas y actividades que realizamos en la Asociación Harlistas de España.

Da igual que tu moto sea una u otra, más potente o menos, si las presiones de los neumáticos no son las correctas, además de que lo notarás en la conducción, puede llegar a ser algo “peligroso”. Ten en cuenta, que  los neumáticos son los elementos de nuestras monturas que nos mantienen unidos a la carretera. Por eso, siempre tienen que estar en perfectas condiciones.

Y esta situación puede ser peligrosa, tanto por “defecto”, como por “exceso”, en relación al aire que haya en el interior de nuestras “gomas”. Si no circulamos con la presión de inflado adecuada, de poco servirán la calidad y propiedades de un neumático.

Esta presión de inflado siempre viene determinada por la recomendación del fabricante de la moto (disponibles en el libro del usuario). De la misma forma, sobre todo si posteriormente cambiamos neumáticos, hay que tener en cuenta las establecidas por el fabricante del neumático y no hay que olvidarse de las circunstancias concretas de utilización de la moto. Ya que por ejemplo, no es lo mismo usar la moto yendo sólo, o acompañado, o acompañado y con equipaje,  rodar en invierno o en verano, etc…

Por tanto, es muy importante que todos tomemos conciencia de que el inflado correcto de las ruedas que llevan nuestras maquinas es esencial para nuestra seguridad, pero también para el confort del viaje y, por supuesto, para una óptima duración de los neumáticos.

Mantener las presiones de inflado adecuadas contribuye de forma determinante al buen comportamiento de tu moto, al ser fundamental para mantener la trayectoria de la moto, tanto en línea recta como en curva, a alta o baja velocidad y durante las frenadas. Rodar con un correcto inflado garantiza un buen comportamiento de tu moto en situaciones límite.

presion-neumaticos

¿Qué efectos tiene la presión en las ruedas de la moto?

En circunstancias de uso convencional, un neumático excesivamente inflado con respecto a la presión indicada por el fabricante se traduce en un desgaste excesivo de la banda central, y una disminución de la adherencia central y lateral causada por la reducción de la “huella” en contacto con el suelo. Esto se traduce, por un lado, en un aumento de la inestabilidad y, por otro, en una disminución del confort al absorber peor las irregularidades de la carretera. En situaciones extremas, si el inflado fuera es excesivo,  podría incluso correr peligro de “reventón”.

En el caso opuesto, un neumático con poco aire se deforma excesivamente ante las exigencias mecánicas y también de la carretera. Esto se traduce en aumento de la “huella” en contacto con la carretera, y en consecuencia en un exceso de calentamiento del neumático. Este sobrecalentamiento produce un desgaste prematuro e irregular, inestabilidad tanto en línea recta como en curva, y otras sensaciones asociadas a un inflado escaso de los neumáticos como pueden ser la dirección pesada, zigzagueo, dificultad para mantener la estabilidad, etc.

Existen casos excepcionales en los que es conveniente modificar ligeramente las recomendaciones de la presión de inflado del fabricante. Como puede ser el caso de los neumáticos de calle, los cuales también podemos bajar ligeramente la presión, especialmente del neumático trasero, para mejorar la huella e incrementar la temperatura, en detrimento del desgaste, pero nunca tanto como para que comprometa la estabilidad y fiabilidad del neumático. El margen de juego sobre las presiones es en cualquier caso no muy elevado, y comprobarlas habitualmente es un buen hábito que debería tener todo motorista, independiente del tipo de neumático, y el uso al que vaya a someterse.

No hay un intervalo preestablecido para ello, pero si no percibes nada extraño al circular que te incite a una verificación de la presión de emergencia, lo ideal es no dejar pasar más de 15 días entre comprobaciones de la presión de inflado. Ya que son muchos los factores por los que podrían no ser correctas o perder algo de aire (válvula floja, una fisura o golpe en la llanta que puede afectar a la hermeticidad, un pinchazo en el que el clavo está sellando la propia pérdida de aire y esta es muy lenta, etc..)

 

tipos-neumaticos-moto

La medición de la presión de las ruedas

Como norma general, la comprobación de la presión de los neumáticos debemos hacerla con las ruedas frías, que es como marcará el fabricante. Otra cosa bien diferente es que si vas a rodar en circuito, la presión se suele medir en caliente. Pero bajo unas especificaciones muy concretas.

A la hora de medir la presión, hay que tener en cuenta algunos detalles. En primer lugar, asegúrate de instalar bien el medidor en la válvula, o solo se medirá una parte de la presión existente en la rueda. También es importante tener en cuenta la fiabilidad del manómetro que vayamos a usar. Lo ideal es tener un manómetro de calidad y propio, y hacer medidas comparativas con otros para constatar su medición. Es importante este aspecto porque un error en la medida usada, puede significar una presión tan inadecuada como peligrosa.

Por otro lado, también es conveniente revisar de vez en cuando la válvula y comprobar que no pierde aire si se la mueve lentamente. Finalmente hay que utilizar siempre el tapón de la válvula. Una rueda circulando a alta velocidad puede perder su presión si no lleva tapón, pues la inercia puede hacer que el obús de la válvula se proyecte hacia el interior y vacíe su contenido.

Desde el punto de vista técnico hay que tener en cuenta que las presiones de inflado vienen expresadas en kg/cm2 o en bares, lo que en la práctica es lo mismo, pues 1 kg/cm2 equivale a 0,98 bares, una diferencia que es siempre menor que el error de medición de un manómetro. Otra cosa es si la presión indicada o el manómetro se expresan en PSI, medida inglesa que significa LIBRAS PARTIDO PULGADAS al cuadrado, y cuya equivalencia es 1 psi igual a 0,07 kg/cm2.

Así que ya sabéis, tened cuidado con la medición indicada por el manómetro que utilicéis.

Disfrutad de vuestra moto, con seguridad!!